actualidad

Dar la mano Occidente vs Oriente

Dar la mano se está convirtiendo, últimamente, en una acción muy común para los chinos. Tradicionalmente, ellos siempre han saludado con una simple inclinación de cabeza, sin haber ningún tipo de contacto físico. Ahora bien, hay unas normas que se deben cumplir cuando se da la mano a un asiático en general, y a un chino, en particular.

  •  Se da la mano con la derecha, la otra mano… ¡SE QUEDA QUIETA! Por favor, evitar a toda costa el tocamiento, en plan colega, con la mano izquierda que toca la espalda o el brazo de nuestro interlocutor. Si sois dados a esto, poner la mano detrás o en un bolsillo (aunque esto no sea muy educado).

Veamos unos ejemplos:

CORRECTO

El señor Bush da la mano con la derecha y su mano izquierda queda pegada al tronco sin hacer otro movimiento.

Tenemos ejemplos más antiguos, como el presidente Nixon, que sabía muy bien lo que se hacía. 

INCORRECTO

El señor Obama es reincidente. La mano izquierda no toca ni hombros ni espaldas de nuestro interlocutor.

Otro señor que lo hacía mal era el presidente americano Ronald Reagan y el presidente chino Deng Xiaoping.

  • Al estrechar la mano, no debemos apretar muy fuerte. Los chinos no están acostumbrados al contacto físico, por lo tanto, se sienten un poco intimidados si el apretón es muy fuerte. Para los occidentales, dar la mano firme y con un poco de fuerza, nos da a entender la clase de persona con la que nos estamos relacionando. En China, no es el caso, así que tenedlo en cuenta.
  • No debe durar mucho tiempo el estrechamiento de manos. Se debe reducir a unos dos o tres segundo.
Publicado el por admin en actualidad, Blog, Cultura, educación, etiqueta, formación, fotos, interculturalidad, Material, Negocios, otros, Protocolo Deja un comentario

Visitas oficiales a China: Nixon (1972)

El presidente norteamericano Richard Nixon visitó China en 1972. Esta visita, que fue preludiada por un viaje secreto del consejero de seguridad nacional Henry Kissinger y de una visita amistosa del equipo norteamericano de ping pong, significó una de las mayores propagandas para el gobierno norteamericano durante la Guerra Fría.

Pero lo que nos interesa aquí no son las consecuencias que para ambos países tuvo este encuentro, sino el protocolo chino que podemos descifrar a través de las imágenes que tenemos de aquellos días de Nixon en China:

EL SALUDO

El presidente Nixon y el presidente Mao se dieron un apretón de manos cuando se reunieron. El hecho de darse la mano, aunque no es costumbre en China, se ha convertido en una acción popular entre los empresarios chinos.

EL BANQUETE

De esta foto podemos analizar un montón de detalles interesantes y significativos:

  1. La mesa es redonda. Los chinos consideran que es mucho mejor una mesa redonda con el fin de que todos los comensales puedan verse las caras y puedan dialogar todos con todos, cosa que las mesas rectangulares no permiten.
  2. La gran cantidad de platos dispuestos en el centro de la mesa.
  3. La mesa de madera giratoria para que puedan todos moverla y servirse del plato que deseen. En China los platos no son individuales. Se comparten todos.
  4. La vajilla consiste en: un platillo donde apoyar los alimentos, un cuenco con cuchara para poder servirse la sopa, un vaso para té, agua o refrescos.
  5. No hay arroz en el menú.
  6. Nixon está sentado a la izquierda de Zhou Enlai. Lo que nos indica que Nixon era el invitado de Zhou, y éste último el anfitrión.
  7. Es un gran acierto que Nixon se atreviera a usar palillos (y hay que decir que los cogía bastante bien).
  8. El gesto de la cara con la que mira la comida no es la más apropiada. Existe la comunicación verbal y la no verbal. Está última la debemos tener siempre en cuenta porque la mayoría de veces transmite más que las palabras.
  9. Todos cogen los palillos con la mano derecha y la izquierda no está sobre la mesa.

LA REUNION

Lo tradicional en China siempre ha sido sentarse a charlar el uno al lado del otro. Independientemente si era en un despacho o casa particular. Los sillones están dispuestos como en la foto y bien podían tener una mesa que separara los asientos o que estuviera delante. Esta disposición aún se puede ver hoy en día cuando el presidente de China recibe a su homólogo extranjero.

Lo curioso de la foto es que Mao tiene a sus pies una especie de orinal. Esto era una escupidera y antiguamente formaba parte del mobiliario cotidiano de cualquier sala de una casa. La costumbre está cambiando por la concienciación cada vez mayor por la salud e higiene.

EL BRINDIS

Los brindis son muy numerosos en las comidas y cenas.

El alcohol solo se puede tomar cuando alguien hace un brindis en general o con alguien en particular, a diferencia de Occidente que se puede beber cuando uno desea. Por eso si os fijáis en las dos fotos de la comida hay un vaso de té, porque cuando tengamos sed es lo único que podremos beber.

En la foto también podemos ver que quien brinda con Nixon mantiene la copa un poco más baja, para darle cara o prestigio al invitado.

Publicado el por admin en Blog, Cultura, etiqueta, formación, fotos, interculturalidad, Negocios, otros, Protocolo 2 Comentarios